Archivo de March, 2008

¿Se acuerdan del Tamiflu®?

Sunday, March 23rd, 2008

Es ese medicamento antigripal que compraron o dijeron que compraban más de cincuenta países industrializados, entre ellos España, como reservas nacionales para la posible epidemia que el virus H5N1 de la gripe aviaria podía producir, dado que estaba ocasionando numerosas muertes humanas, especialmente niños, con lo que podía preverse un desastre sanitario si dicho virus llegaba a mutar, adaptándose al hombre.

No se lo que cada país ha comprado y reservado ( Francia compró, en 2005, 23 millones de dosis, para un tercio de la población), pero lo que si sé es que hasta 2004 era un medicamento secundario para la gripe humana, por su relativa eficacia y sus posibles efectos indeseados, y de repente se convirtió en un magnifico negocio al pasar de 33 millones de personas tratadas en cuatro años, desde 1999 hasta 2004, (incluidos los 6 millones de japoneses tratados por una epidemia de gripe que soportaron) a más de 300 millones de tratamientos por año, lo que quiere decir que el laboratorio responsable, en 2006, multiplicó por 10 la producción.

También sé que la eficacia de este medicamento, en la gripe humana, es del 38% para reducir los síntomas, del 37% para disminuir el tiempo de duración de la enfermedad, que el 67% de las personas que lo han tomado han tenido complicaciones secundarias, algunas muy importantes (dolores de cabeza, nauseas, vómitos, diarreas, problemas psiquiatricos…), que se puede comprar a granel en paquetes de 7 Kg o en cápsulas y en el primer caso se pueden guardar diez años pero en el segundo solamente cinco, que los gobiernos, sin duda, pueden negociar los precios pero que, para el enfermo particular, cuestan 24,91€ las diez cápsulas, que la OMS ha recomendado o incitado a reflexionar sobre necesidad de hacer reservas de TamifluÒ, sin que nadie haya demostrado su utilidad para los casos de contagio humano por el virus H5N1 (muy diferente del de la gripe humana) y que ya hace 5 años que nos amenazan con la desastrosa epidemia y todavía no ha llegado.

¿Por qué nos amenazan con todo? Claro que en cualquier momento pueden poner una bomba en el sitio menos esperado, y mañana puede declararse la tan cacareada epidemia de la gripe aviar, pero no es aterrorizando al ciudadano como se evita, sino aplicando la metodología preventiva más racional para cada caso. La transmisión de la gripe aviar al hombre, en el día de hoy, se puede considerar que tiene un riesgo de transmisión epidémica muy bajo: en una escala de 1 a 6, siendo muy generoso, no pasa de de 2.

Con el dinero gastado inútilmente en medicamentos sin eficacia demostrada, en “investigaciones” que podrán utilizarse para otra cosa pero no para la gripe aviar transmitida al hombre, en vacunas que no se podrán obtener hasta que no se produzca claramente la mutación del virus, e incluso así no es segura la formulación que funcionaría y es dudoso que los nueve países que actualmente tienen capacidad para fabricar vacunas puedan abastecer rápidamente los millones de dosis semanales que se necesitarían, se ha tenido tiempo (5 años) y medios para vacunar a todas la aves domésticas y ayudar a los países exportadores del tercer mundo para que cumplan las reglas higiénicas elementales, como condiciones indispensables para la compra de su producción, sin olvidar el control de la fauna salvaje y contrabando de aves exóticas, aunque cualquiera de estos dos últimos medios de posible transmisión de la epidemia han sido exagerados.

Recordemos que la mayoría de casos humanos conocidos se han producido en personas que conviven hacinadas en una misma habitación y tienen relación con algún cuidador de aves (muchos son niños) que trabaja más de 12 horas diarias e incluso duerme con ellas, que, como ejemplo, Indonesia tiene 1.300 millones de pollos y si en lugar de pedir 900 millones dólares para luchar contra le epidemia aviar, durante tres años, pidiera comprar Tamiflu® para sus 200 millones de habitantes no habría posibilidad económica y mucho menos si se añaden Azerbaiyán, Camboya, China, Egipto, Irak, Tailandia, Turquía, Vietnam y otros.

No sé si se producirá la epidemia humana de la gripe aviar, pero si se produce nos la habremos ganado a pulso, aunque tengo que reconocer que los caminos de los señores son inexpugnables y solamente los dirigentes de Alemania, Austria, Dinamarca, Eslovaquia, España, Estonia, Francia, Grecia, Italia, Irlanda, Letonia, Lituania, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza, que son los que han declarado haber comprado Tamiflu®, junto con las multinacionales y John Le Carré conocen su destino.

Madrid, Marzo 2008