Archivo de April, 2009

Esta gripe sí es humana

Tuesday, April 28th, 2009
Por favor, no volvamos a las andadas. No todas las gripes son iguales, no todos los virus de la gripe son iguales, no todos los enfermos de gripe son iguales, no todas las infecciones son epidemias, ni todas las epidemias son pandemias, etc. etc. La medicina es humana y nada tiene que ver ni con el comercio ni con los métodos mercantiles.
Esta gripe porcina (H1N1), descubierta en México hace dos días aunque, sin duda, de más días de evolución, es peligrosa y nada tiene que ver con las fantasías mediáticas, interesadas y atemorizantes que durante años se han utilizado para hacer pseudociencia con la gripe aviar (http://www.dermocosmos.com/ :”La gripe aviaria” 23/04/06; “El Tamiflu” 15/05/06; “La gripe aviar no es peligrosa para el hombre” 08/11/07; “¿Se acuerdan del Tamiflu?” 23/03/08). El tiempo, el dinero y las llamadas investigaciones que se han perdido, ahora nos vendrían muy bien, en esta época de crisis.
Nada tienen que ver los virus de la gripe que ya están adaptados al hombre, los B y C, que, precisamente por no cambiar de especie animal, tienen pocas y pequeñas evoluciones genéticas, con los que provienen de animales, los A, que, precisamente por cambiar de especie animal, tienen facilidades para producir grandes y pequeños cambios genéticos y antigénicos.
Pero dentro de los peligrosos, es decir los del grupo A, hay que diferenciar los que ya han mutado para adaptarse y estabilizarse en el hombre de los que nunca han mutado o se han adaptado en un escaso número de personas, sin significado epidemiológico. Los verdaderamente peligrosos, que pueden producir grandes pandemias, son los H1, H2 y H3, combinados con N1 y N2 (lo de H y N proviene de Hemaglutinina y Neuraminidasa, proteínas que permiten al virus pegarse y penetrar en las células).
El virus de la gripe porcina es el H1N1 y tanto el H como el N pertenecen a los virus altamente peligrosos. Tan peligroso que fue el causante de la gran pandemia de 1918 (25 millones de muertos) y se sabe, desde 1930, que infecta igualmente al cerdo. Es un virus que no necesita mutar para producir la enfermedad en el hombre, como es el caso del de la gripe aviar, sino que tanto en el cerdo como en el hombre, desde hace muchos años, produce la gripe.
El 16 y 17 de octubre de 2006, en plena confusión sobre los riesgos de la gripe aviar, Bruselas organizó un Seminario para mejorar la información entre las autoridades sanitarias nacionales de los Estados miembros y los medios de comunicación, para evitar « confusiones en los términos utilizados para definir las epidemias animales y humanas”.
Esta vez creo que sí se necesita una educación de los periodistas, políticos, administradores y otros difusores de opinión para que no vuelvan a las andadas de confundir todo, porque esta gripe es verdaderamente grave si no se respetan los más elementales principios de intentar cortar la cadena epidemiológica, especulando con dudosas investigaciones y dudosos tratamientos.
Aunque ningún virus tiene tratamiento específico, la protección contra otras agresiones ayudan al organismo infectado a defenderse, pero el mejor tratamiento es la prevención del contagio, lo que no solo ahora hay que hacer, sino especialmente cuando compramos y vendemos productos fabricados, producidos o criados en condiciones higiénicas dudosas, por muy baratos que sean, de la misma forma que no es conveniente las relaciones con vecinos indeseables.
Madrid, Abril 2009