Archivo de September, 2009

De lo que se sabe sobre la gripe A (H1N1)

Saturday, September 26th, 2009
  • Los virus, como cualquier organismo vivo, se reproducen, alimentan y mueren.
  • Todos los virus necesitan invadir una célula viva para cumplir ese ciclo vital.
  • Dicho ciclo vital depende del propio virus y de las condiciones del medio en el que se desarrolla.
  • El propio virus puede ser más o menos agresivo, permanente o transitoriamente, según su constitución y posibles mutaciones.
  • El nuevo virus H1N1 lleva genes de un virus humano, otro aviar y dos porcinos.
  • La población carece de inmunidad contra el virus de la gripe H1N1.
  • La población carece de inmunidad contra el virus de la gripe H1N1.
  • Los meses de invierno son óptimos para los virus gripales.
  • El invierno austral ha sido el gran ensayo general pero todos los virus son imprevisibles.
  • El pico de la infección por H1N1, en el hemisferio norte, puede ser tardío (enero), pero es probable que se produzca en noviembre.
  • Ningún virus tiene tratamiento específico, es decir que pueda ser destruido por un medicamento.
  • Los medicamentos antivirales inhiben la multiplicación del virus pero no la impiden totalmente.
  • No existen medicamentos sin posibles efectos indeseados por lo que la utilización de antivirales depende del cociente: posibles beneficios/posibles perjuicios.
  • El único procedimiento antiviral eficaz es la vacunación, si se tiene.
  • Las vacunas son para cepas fijas, no para mutaciones.
  • La comercialización de la vacuna anti-H1N1 necesita al menos 5 meses: dos para seleccionar la cepa, dos para fabricarla y uno para los ensayos clínicos.
  • La inmunización debe comenzar lo antes posible.
  • La capacidad anual de producción mundial de vacunas antigripales es de 900 millones de dosis.
  • Cuantas más personas estén vacunadas, el virus se propagará más despacio y con menos amplitud.
  • Lo ideal para cortar la pandemia de la nueva gripe sería vacunar al 70% de la población.
  • Todo gobierno responsable debe prepararse para lo peor y esperar lo mejor.

Madrid, Septiembre 2009