LIBROS

MICROBIOLOGÍA DE LAS BACTERIAS PATÓGENAS DE LA URETRA 

Parte 1

 J. A. Rodriguez Zazo

   

   Es preciso hacer unas puntualizaciones relacionadas con las bacterias patógenas halladas en la uretra.

Hechas estas consideraciones debemos precisar no obstante: a) que la mayoría de las bacterias patógenas uretrales son agentes de ETS. b) que son desencadenantes de uretritis, entendiendo como tal, a la respuesta inflamatorio de la uretra y manifestada por la presencia en el exudado uretral de al menos 5 PMN por campo a gran aumento y c) que C.trachomatis, U. urealyticum y N. gonorrheae, son con diferencia las más frecuentes.

CLASIFICACION

Las bacterias objeto de nuestro estudio están así encuadradas:

G.   Staphylococus  
G.   Streptococcus

G. Neisseria

G. Corynebacterium  
G. Gardnerella

G. Bacteroides  
G. Prevotella

G. Haemophilus  
E Enterobacteriaceae
 
Grupo HB-5

G.   Mycoplasma  
G.   Ureaplasma

G.Chlamydia

G. Treponema

Nota: El género treponema, aunque circunstancialmente es patógeno uretral (chancro en meato o fosa navicular) no lo describiremos, ya que dada su entidad como agente de ETS, hace que se le dedique un estudio especial.

 

COCOS GRAM (+) AEROBIOS


G.  Staphylococcus

Características generales

Los estafilococos (del griego Staphile = racismo) son cocos Grampositivos de 0,5-1 mm de diámetro, inmóviles, aerobios o anaerobios facultativos, caracterizados en que se agrupan de forma irregular en racimo, producen catalasa y descomponen los azúcares por fermentación.  Son bacterias poco exigentes, que se cultivan fácilmente en medios comunes.

Pertenecen a la familia Micrococcaceae que engloban también los géneros Micrococcus y Planococcus, con escasa importancia clínica. El género Staphylococcus consta de más de 25 especies y varias subespecies. Las tres de mayor importancia clínica son S. epidermidis, S. saprophyticus y aureus, especialmente ésta.


Staphylococcus saprophyticus

Kloss y Lombe, le confirman como una de las más comunes causas de infección del tracto urinarios de las mujeres sexualmente activas. Para Hovelus este estafilococo es un agente de la U.N.G. en el hombre y causante de otras E.T.S, incluida prostatitis.

Belda, por otra parte, ratifica el carácter venéreo indicando además que causa uretritis femenina.

Su acción patógena, se debe más a factores predisponentes que a su actividad patogénica ya que carece de coagulase, nucleasas y no produce toxinas.

Diagnóstico

Toma de muestras, examen directo y cultivo.- La toma de uretra es obligatoria en pacientes histerectomizadas. Se debe introducir el dedo índice en la vagina presionando la uretra contra la sínfisis del pubis a la vez que se va retirando aquel.  
Así se consigue la salida de las secreciones por el meato. Acto seguido se recogen éstas con escobillón o asa estéril. En el hombre, se debe hacer la toma comprimiendo la uretra desde la base hacia el meato 3 ó 4 veces para intentar evidenciar el exudado. Si no se consigue se introduce el hisopo o mejor escobillón no absorbente.  
Es importante recomendar al paciente no orinar al menos durante 4 horas antes de la extracción.  
Si la muestra fuese orina será válido el centrifugado de la primera porción de la micción.

Aunque los estafilococos son bastante resistentes a las condiciones ambientales adversas, es necesarios que su transporte y conservación sean óptimos. Se recomienda emplear medios tamponados tipo Stewar.  
Con el producto obtenido se practica un frotis que se tiñe por el método de Gram. Se observarán leucocitos o células de pus y cocos grampositivos, ya aislados, dos a dos, en pequeñas cadenas o en agrupaciones irregulares; sólo en este último supuesto puede sospecharse con fundamento la presencia de estafilococos. El examen directo puede orientar el diagnóstico, pero en todos los casos debe practicarse un cultivo para proceder al aislamiento e identificación del germen causal.

Este germen crece bien en medios generales y en condiciones de aerobiosis tras una incubación de 18 horas en ágar sangre, aparecen colonias lisas, blandas y regulares de hasta 3 mm de diámetro con pigmentación blanca.  
Los medios selectivos, no son útiles para aislar el S. saprophyticus.

Identificación

Las primeras pruebas que identifican la presencia de un estafilococo son las de la catalasa y la fermentación de la glucosa. El género Micrococcus no fermenta la glucosa en anaerobiosis, aunque es catalasa-positivo al igual que los estafilococos.

La siguiente prueba es la de la coagulase. La producción de esta enzima es específica de S. aureus, al igual que la fermentación del manitol.  
La presencia del pigmento amarillo, es suficiente para identificar esta especie.  
La diferenciación de S. epidermidis y S. saprophyticus se realiza mediante la sensibilidad a la novobiocina, ya que el primero es sensible mientras que el segundo es resistente.  
La sensibilidad al antibiótico se determinará mediante la técnica disco-placa utilizando el medio Mueller-Hinton.

Tratamiento

Aunque la mayoría de los estafilococos coagulasa-negativos aislados en la actualidad son resistentes a la penicilina, debido a la producción de penicilinasa o la posesión de resistencia intrínseca, el S. saprophyticus es el que presenta menor resistencia, siendo sensible a las fluorquinolonas (norfloxacino y ciprofloxacino).


G. Strep
tococcus

Características generales

Pertenecen a la familia Streptococcaceae. Está constituido por cocos grampositivos, de forma esférica u oval, de 1-1,5 mm de diámetro, anaerobios facultativos, que se disponen a pares o en cadena. No producen catalasa ni oxidasa y fermentan la glucosa con formación de ácidos.

Clasificación

La clasificación de los estreptococos se hace atendiendo al tipo de hemólisis, estructura antigénica de la pared celular (diferenciación inmunológica) y utilización de diferentes substratos (diferenciación bioquímica).

Tipo de Hemolisis.  Según su comportamiento en placas de agar-sangre de carnero, los estreptococos se dividen en:

Diferenciación inmunológica. Se basa en la estructura antigénica de la pared celular del estreptococo diferenciándose tres tipos de antígenos:

Diferenciación Bioquímica. Se basa en pruebas que permiten diferencias bioquímicamente a los estreptocosos. En el diagnóstico las citaremos.


S. agalactiae

Pertenecen al grupo B de Lancefield. Este grupo posee, además antígenos polisacáridos capsulares que les permite tipificarlos serologicamente. Los antígenos de tipo se designarán la, lb, lc, II y III.

Poder patogénico y cuadros clínicos

Aunque se han identificado productos extracelulares y hemolisinas en los estreptococos del grupo B, no se ha estudiado en forma extensa su asociación con la virulencia.  
Hill en base a estudios epidemiológicos (Franciosi y Christensen) propugna que la propagacion venerea de Streptococcus agalactiae es un modo importante de la transmisión de este microorganismo. Baker describe cervicitis y vaginitis estreptococicas. Chowdhury y Pareek informan de uretritis en varón por estreptococos del grupo B y Brook señaló una balanopostitis por el mismo agente. Los estudios antes aludidos desmostraron que la colonización uretral en esposos de mujeres que albergaban en vagina esta bacteria, era superior en un 50% al grupo de control.  En homosexuales esta cifra fue del 22%.  
Con todo, el problema más serio, es la sepsis puerperal con meningitis que puede ocurrir en la mujer, así como los síndromes precoces y tardíos con septicemias y meningitis respectivamente en recién nacidos.

Diagnóstico

Toma de muestras, examen directo y cultivo.  La toma es a partir de exudado uretral en orina. Si hay demora en el procesamiento emplear medio de transporte (Stwar).  
Al Gram, se aprecian cocos en cadena, positivo, la tinción con tinta china evidencia la cápsula.

Identificación

La hemolisis es de tipo beta lo que le diferencia de los estreptococos alfa y no hemolíticos.  
Es insensible a la acción de la bacitracina (los estreptocosos del grupo A sí lo son). Se diferencia de los enterococos en que no crece en medios salinos.  
Produce el factor CAMP, que es la característica específica de este grupo. La secreción de este factor, produce una acción hemolítica sinérgica con cepas de S. aureus, cuando se siembran perpendicularmente en placas con agar sangre (hemolisis en punta de flecha). La identificación serológica se realiza bien por aglutinación de partículas de latex previamente fijadas con anticuerpos específicos del grupo B, bien por inmunofluorescencia.  
Estas técnicas tienen escasa aplicación diagnóstica.  
En el mercado existen baterías de identificación de estreptococos (API) y similares.

Tratamiento

Los estreptococos del grupo B son sensibles a los b-lactámicos y aminoglicosidos; mejor, asociados.  
Al igual que en los estreptococos del grupo A, se debe utilizar la eritromicina cuando existe alergia a la penicilina.


S. viridans

Los estreptococos del grupo viridans comprenden un grupo heterogéneo de especies que carecen de los antígenos, toxinas y virulencia de otros grupos.  
El hábitat natural es la cavidad nasofaríngea (mucosa bucal, faringe, lengua y en la placa dental).

Aunque incluye varias especies, no se caracterizan en la práctica, ya que existen entre ellas pocas diferencias con significado clínico.  
Su poder patógeno se debe a que pueden utilizar la sacarosa y producir glucanos insolubles que son los responsables de la capacidad de adherencia a la superficie dental y células de la mucosa.
A pesar de ser un grupo poco virulento, se han constatado las siguientes patologías:

Diagnóstico

Conservan las propiedades básicas de los estreptococos. No poseen cápsula y las colonias son pequeñas, entre 0,5-1 mm de diámetro, con alfa hemólisis si la presentan.  
Tiene respuesta negativa a todas las pruebas diagnosticas antes mencionadas exceptuando su sensibilidad al cotrimoxazol y metotrexate.

Tratamiento

La penicilina es el antibiótico de elección.

 

 

© dermocosmos 2000-2006